ayuda al mayor

5 CONSEJOS PARA MANTENER LA VITALIDAD 

Según van pasando los años las personas ven como van aumentando el número de necesidades que tienen día a día. Realizar tareas simples ya no es tan sencillo, y complementos alimenticios como Ensure, o herramientas deportivas como un pedaleador para hacer ejercicio en casa se convierten en parte más de la rutina.

La clave de este proceso es saber adaptarse a los cambios físicos que experimentamos, sabiendo sacar lo mejor de cada situación y utilizando el apoyo de nuestro entorno para poder seguir siendo autónomos y sentirnos jóvenes durante más tiempo.
 

1- Buscar un nuevo hobby: Cuando una persona quiere recuperar la vitalidad eso quiere decir que ha ido perdiendo gradualmente la energía y la ilusión por hacer cosas. Si dedicamos un tiempo a explorar para buscar una nueva afición, una actividad que nos motive y nos devuelva la ilusión, volveremos a experimentar la sensación tan agradable que acompaña a la realización de una actividad que nos gusta mucho. 

2- Adoptar una mascota: A menudo las personas mayores se enfrentan a la soledad. Puede que no tengan familia cerca o que pasen demasiadas horas al día solos porque sus familiares viven lejos o trabajan durante todo el día. Una mascota en casa puede marcar la diferencia y devolver la seguridad a una persona solitaria. Al ser dependientes de un humano, la persona que tiene problemas de soledad volverá a tener motivos para funcionar cada día, porque esa mascota depende de unos cuidados y tiene necesidades que cubrir. 

3- Organizar reuniones de amigos: No hay nada que rejuvenezca más a una persona que una reunión con amigos y una jornada intensiva de risas. No sólo es beneficioso a nivel físico sino que emocionalmente ayuda a aliviar el estrés y la tensión producida por las adversidades del día a día. 

4- Modificar la dieta: La dieta es un elemento muy importante a lo largo de nuestra vida. Dependiendo de la calidad de los alimentos que hayamos tomado durante las diferentes etapas de una persona, estos hábitos tendrán un impacto directo en la forma en la que nos sentimos al hacernos mayores. Cuando llegamos a la tercera edad comienza una nueva etapa, con necesidades distintas, y tenemos que organizar de nuevo nuestra dieta para garantizar un suministro correcto de micro y macro nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo. 

5- Hacer ejercicio físico y mental: Nadar, bailes de salón, yoga, golf, caminar… Cualquier tipo de ejercicio que nos invite a la actividad física, respetando las limitaciones propias de la edad, es bienvenido. Además, no sólo hay que ejercitar el cuerpo, sino que también se recomienda hacer ejercicio mentales con juegos como sudoku, crucigramas o sopas de letras. 

 

PRODUCTOS DE AYUDA PARA LAS PERSONAS MAYORES: 

- Tensiómetro: Mantener un control constante sobre la presión sanguínea puede ayudar a las personas mayores a conseguir una mayor autonomía. Conociendo los alimentos que nos ayudan, o las situaciones que nos causan hipersensibilidad, podremos evitar cualquier tipo de episodio crítico y además, si almacenamos la información del tensiómetro en alguna aplicación será de gran ayuda para el equipo médico que nos trata. 

- Pedaleador: Cuando no existe la posibilidad de salir de casa, ya sea por debilidad física o por el mal tiempo, se recomienda usar aparatos de apoyo como un pedaleador, que se puede utilizar de forma cómoda y ayuda a ejercitar los músculos de las piernas desde cualquier parte del domicilio. 

- Complementos alimenticios: Los complementos alimenticios para mayores están indicados para personas que tienen algún tipo de carencia nutricional. Productos como “Ensure” garantizan que todas las personas reciban el número de nutrientes esenciales necesario en su día a día. Y es que en las personas de edad avanzada, mantener la masa muscular es clave para no tener problemas de movilidad o de huesos. 

- Pastilleros semanales: Una de las situaciones más comunes que se viven con personas mayores que toman medicación crónica es la falta de memoria. Un despiste puede hacer que se nos olvide tomar la medicación o que a lo largo del día llegue un momento en el que no estemos seguros de si hemos tomado cierta pastilla o no. Para ello se recomienda usar un pastillero semanal para evitar los despistes y garantizar que la medicación se cumple al 100&. 

- Lupas de aumento: Si existen problemas visuales se recomienda usar lupas de aumento. Con este tipo de lupas se puede seguir realizando actividades como el ganchillo, punto, etc, sin tener que preocuparse por forzar la vista.