botiquín

ARTÍCULOS IMPRESCINDIBLES DE UN BOTIQUÍN 

A la hora de organizar un botiquín es imprescindible reunir una lista de productos indispensables para poder realizar primeros auxilios y atender a cualquier herido mientras llegan los servicios de emergencia. Los botiquines deben de colocarse en zonas visibles y estar señalada su localización en los planos de seguridad de cada edificio.


Por norma general, los siguientes artículos deben de estar incluidos en un botiquín:
 

-    Desinfección y curación de heridas: Los accidentes domésticos y laborales están a la orden del día, siendo los pequeños cortes o las quemaduras los más comunes. Elementos como gasas esterilizadas, apósitos, algodón, apósitos cicatrizantes, agua oxigenada, alcohol, tiritas, vendas, guantes desechables, pinzas, toallitas o esparadrapo son 100% necesarios para cubrir unas necesidades básicas en un botiquín de primeros auxilios. 

-    Medicamentos para el dolor: Dentro de este grupo encontramos las medicinas destinadas a paliar el dolor. Ya sea dolor de cabeza, molestias musculares o cualquier otro tipo de dolencia, medicamentos como el ibuprofeno o el paracetamol no pueden faltar en ningún botiquín. 

-    Medicamentos para los problemas digestivos: La siguiente causa más común en la que tenemos que recurrir a un botiquín son los problemas digestivos. A no ser que tengamos un problema crónico o que se repita regularmente, las personas no llevan encima medicamentos para la digestión. Pastillas para tratar la diarrea, indigestiones o antiácidos son indispensables en el día a día de cualquier oficina o casa. 

- Artículos de primera necesidad: Por último, hay otro tipo de artículos que si bien no son considerados medicamentos o material de curación de heridas, son muy útiles frente a múltiples enfermedades. Estamos hablando de incluir en el botiquín un termómetro para controlar la fiebre, antihistamínicos para combatir la alergia, o repelente de mosquitos si vivimos en una zona donde el volumen de estos insectos dificulta la vida diaria.

Además, si padecemos cualquier tipo de enfermedad o dolencia física, debemos consultar con nuestro doctor habitual para que nos guíe sobre el tipo de medicamentos de rescate que tenemos de tener a mano en todo momento. Este tipo de medidas de seguridad son las que toman normalmente las personas con alergias severas, transplantes de órganos, enfermedades pulmonares como el asma (donde ha riesgo de sufrir una crisis respiratoria), y cualquier tipo de enfermedad que requiera una atención inmediata.

 

LA IMPORTANCIA DEL BOTIQUÍN DOMÉSTICO

Según el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, más del 70% de los accidentes se producen en el ámbito doméstico. Cuando tenemos niños pequeños en casa el riesgo de sufrir cualquier tipo de accidente se multiplica de forma exponencial, ya que es materialmente imposible controlar las 24 horas a un bebé o un niño pequeño.

Es por ello que no debe faltar en casa un botiquín con utensilios básicos para curar heridas como las vendas, apósitos normales o apósitos cicatrizantes.

Incluso cuando los niños van creciendo y disfrutan de más autonomía es muy habitual que sufran caídas, al jugar, se desgarren alguna parte del cuerpo o se rompan algunos huesos.

Es por ellos que se facilitan algunos consejos básicos para evitar accidentes graves en el ámbito doméstico:

 

- No dejar a los niños solos en la bañera durante la ducha. Los adultos deben vigilar constantemente al menor y, cuando así lo requiera, usar asientos especiales para bebés que eviten que el niño se resbale. 

- Las piscinas, tanto interiores como exteriores, deberán estar valladas y se aconseja tapar la superficie con una lona protectora resistente. 

- Respetar la edad recomendada en los juguetes que se compran. 

- Proteger los enchufes eléctricos de toda la casa. Así como los cables o cualquier aparato eléctrico que pueda suponer un riesgo. 

- No dormir con estufas y hornillos de gas. E incluso si se usan estando despierto mantener la habitación bien ventilada y no cerrar las puertas y ventanas. 

- Prestar especial importancia a la cocina. Deberemos mantener bajo llave cualquier tipo de producto que sea tóxico, así como los cubiertos cortantes o elementos puntiagudos que puedan ocasionar un accidente doméstico.

« Leer menos
Leer más »