manchas

¿POR QUÉ APARECEN LAS MANCHAS?

Las manchas de la piel aparecen por un exceso de pigmento (melanina) en una zona determinada. Uno de los factores determinantes en la aparición de manchas en la piel es la exposición solar, que favorece en exceso este tipo de manchas. Es posible que las manchas sean temporales, como las pecas y lunares, o permanentes. Siendo necesario en este último caso el uso de cirugía láser o métodos químicos como la crioterapia para la eliminación de las mismas.

Otro tipo de manchas comunes son las que se producen por la exposición solar continuada y que son propias de personas mayores. Tienen un aspecto marrón y aparecen en las zonas más expuestas como la cara o las manos. El uso de cremas para manchas puede ayudar a reducir el daño que ha producido el sol en la piel.

Por último, cuando nos vemos sometidos a una cirugía y queda una cicatriz. Es muy importante proteger la zona de la luz solar, ya que esta puede provocar que la piel se irrite y aparezca una mancha oscura que puede durar años. Lo que dificulta que el perfil de la cicatriz se vaya disimulando con el tiempo.

 

TRATAMIENTOS ANTIMANCHAS: CREMA PARA MANCHAS E ILUMINADOR DEL ROSTRO

A la hora de elegir un tratamiento antimanchas es muy importante seleccionar productos específicos para zona de la cara. El contorno de los ojos tiene un piel bastante más sensible que la de la barbilla o la frente. Además, cada zona de la cara tiene unas características distintas que pueden afectar al funcionamiento de productos como el iluminador del rostro o la crema antimanchas.

Los tratamientos antimanchas como “Filorga Age Peel” de laboratorios Filorga proporciona una acción combianada, eliminando las manchas de la superficie de la piel mientras suaviza las arrugas y las imperfecciones de la piel. Esto lo consigue con enzímas papaína que preparan la piel antes de realizar un peeling con un ingredientes como ácidos hidroxi que reducen la decoloración y las manchas.