rojeces

¿POR QUÉ APARECEN LAS ROJECES?

Las rojeces del rostro pueden aparecer por múltiples motivos, desde acné a una alergia cutánea o a la eritrosis, nombre con el que se designa cuando tenemos los capilares sanguíneos muy marcados. La zona media del rostro acumula una cantidad muy elevada de capilares que son frágiles y que tienen tendencia a romperse, lo que hace que parezca que estamos ruborizados en todo momento. Este tipo de rojez es temporal y desaparece sola.

Los factores principales por los que aparecen las rojeces en el rostro:

-    Genética

-    Envejecimiento natural de la piel: Ante esto sólo podemos recurrir a las lociones hidratantes para reducir el impacto de la edad en la piel.

-    Estrés: Si aumenta la presión arterial, los capilares frágiles se romperán con mucha más facilidad.

-    Contaminación y clima: Ya sea por la contaminación o por los cambios de temperatura, el rostro es una zona extremadamente expuesta y sensible a los cambios ambientales.

-    Radiación UV: Si el frío y los cambios de temperatura son malos, el calor también. Además, hay que extremar la precaución con la protección solar cuando se tienen rojeces.

-    Alimentación: El alcohol, café o la comida picante influyen de forma negativa en este problema.

 

COMO COMBATIR LAS ROJECES DE LA PIEL

Algunos de los productos recomendados para combatir las rojeces de la piel con el uso de una crema hidratante o una loción hidratante, dependiendo del tipo de textura que prefiramos. Otra opción es el uso de una loción hidratante como Bioderma Sensibio, que es una solución micelar que purifica y limpia en profundidad el rostro, eliminando las rojeces y devolviendo la uniformidad a la piel del rostro.

Si elegimos una crema hidratante para rojeces es imprescindible fijarnos en la composición. La ausencia de parabenos o cualquier tipo de ingrediente no permitido por la Unión Europea, puede favorecer la recuperación del color natural de la piel y reducir el impacto de la pigmentación roja.