exfoliantes

¿QUÉ ES UN EXFOLIANTE?

Los exfoliantes son productos cuyos componentes ayudan a la renovación celular de la piel a través de un proceso de eliminación de células muertas de la piel. El exfoliante corporal es un proceso artificial que sustituye al natural del cuerpo y que mejora la epidermis de forma notable.

El exfoliante corporal puede mejorar el aspecto de la piel dañada por el sol, reducir arrugas, eliminar manchas, o mejorar la apariencia de cicatrices. Es uno de los tratamientos más demandados por la industria cosmética, y ha sido utilizado desde la antiguedad como método para rejuvenecer la piel.

A nivel práctico el funcionamiento de los exfoliantes es simple. Una crema exfoliante busca la hidratación y la limpieza de la piel, a la vez que incorpora micro perlas que se encargan de arrastrar la suciedad y las células muertas de la piel. Productos como el exfoliante sensilir

El exfoliante puede ser un poco agresivo con la piel, por lo que se recomienda tener mucho cuidado si tenemos la piel sensible. Así como de limitar su uso y llevar un seguimiento férreo sobre el número de sesiones que nos damos al mes.

 

TIPOS DE EXFOLIANTE SEGÚN LA PIEL

Según nuestro tipo de piel, el dermatólogo nos aconsejará un tipo de exfoliación u otra. Y es que el tipo de piel que tengamos es clave a la hora de ver resultados. Una de las funciones de la exfoliación es la de hidratar la piel, por lo que tenemos que asegurarnos que elegimos un producto cuya fórmula sea adecuada si tenemos la piel grasa, seca, o tenemos otro tipo de problemas como el acné.

Si queremos un exfoliante que no sea agresivo podemos utilizar productos como el Lierac Hydra-Body Scrub Exfoliante Divino, que permite una aplicación suave y contiene un perfume fresco y delicado. Este exfoliante lierac es perfecto para pieles sensibles.

Hay que tener en cuenta que el exfoliante, además de para eliminar células muertas, también sirve para limpiar y purificar el cuerpo, regular la piel grasa, reducir la sequedad de la piel, combatir la celulitis y la piel de naranja. Todo este tipo de beneficios se maximiza si elegimos productos específicos para nuestro tipo de piel.