higiene corporal

550 .

LA HIGIENE CORPORAL ES SALUD 

A lo largo de la vida, las personas pasamos por distintas etapas que nos marcan de una forma u otra, psicológicamente y también notamos cambios a nivel físico. La higiene corporal es una constante que tenemos que mantener para garantizar la salud física y mental de cada uno.

Durante la niñez una buena higiene garantiza el correcto desarrollo del niño, evitando numerosas infecciones o por ejemplo problemas bucodentales (caries, enfermedad de las encías). Cuando hablamos de higiene corporal estamos abarcando todos los ámbitos de nuestra vida, ya que es una rutina tan importante que condiciona socialmente al individuo. El simple hecho de inculcar la necesidad de lavarse las manos varias veces al día ya garantiza que muchas de las bacterias dañinas con las que estamos en contacto a diario no llegarán a tener un impacto relevante.

Según las Naciones Unidas y Unicef, más del 50% de las muertes infantiles se deben a una higiene deficiente. Especialmente por la transmisión de gérmenes al comer alimentos con las manos sucias o ingerir agua contaminada.

Los adolescentes son los que más sufren los cambios físicos, desarrollo hormonal, aumento de la
sudoración, aparición de vello o, en el caso de las mujeres, la menstruación. Todos estos cambios tienen que ser llevados de forma natural, adaptando las nuevas necesidades de higiene y evitando la multiplicación de microorganismos que favorecen el desarrollo de infecciones. Comenzar a usar productos como un gel exfoliante corporal ayudarán a mantener la piel en buen estado.

Durante la madurez y la tercera edad surgen nuevas necesidades, mientras que el organismo se ralentiza y se reduce la necesidad de dormir, la alimentación pasa a un plano más relajado y la actividad de reduce, otros problemas como las
perdidas de orina o problemas dentales son la norma.

En todas y cada una de estas etapas tenemos que utilizar los productos adecuados que nos permitan llevar una higiene adecuada y acorde a nuestra situación. Mientras que hay unas pautas que son comunes para todas las personas, tendremos que prestar especial atención si por ejemplo tenemos algún tipo de
alergia en la piel, o el sistema inmune deprimido. La higiene en estos casos debe ser extrema, no sólo la persona que padece una enfermedad sino los familiares y amigos que lo rodean.

 

GEL, EXFOLIANTE Y PEELING 

Otra parte de la higiene y que erróneamente está asociada principalmente con tratamientos de belleza es el hecho de utilizar gel exfoliante corporal o tratamientos como el peeling corporal. Con este tipo de técnicas conseguimos eliminar el exceso de residuos en la piel, así como las células muertas y favorecemos la oxigenación de la piel.


Productos como el
Exfoliante Corporal Silhouessence de Sensilis ayudan a mantener la firmeza de la piel, la hidratación y combaten la celulitis. Para pieles más delicadas podemos utilizar el Exfoliante Divino de Lierac, con componentes suaves para pieles delicadas y que dejan la piel lisa y revitalizada. 

Si estamos pensando en hacernos un peeling podemos utilizar distintos productos con un formato totalmente distinto, desde geles a toallitas o ampollas. Dependerá del tiempo del que dispongamos o el sitio donde lo vayamos a hacer:

-
Toallas Exfoliantes Easy Peeling de Comodynes (eliminan los restos de impurezas y células muertas, limpian los poros en profundidad y se pueden llevar en el bolso porque no ocupan espacio. Además, es hidratante y tiene agua de Hamamelis, glicerina y extracto de Opuntia).

- Skin Delight Peeling Revitalizante Negro de Sensilis (crema exfoliante, aporta luminosidad a la vez que estimula la regeneración de la piel y unifica el tono).

- Ampollas Alpha Peeling 10 de Martiderm (tienen una fórmula regeneradora con efecto peeling suave. Entre sus componentes encontramos alfa-hidroxiácidos que promueven la exfoliación de la piel, además colágeno marino y de ácido hialurónico, que estimula la síntesis de elastina y fibroblastos.)

« Leer menos
Leer más »