cosmética corporal

¿QUÉ ES LA COSMÉTICA CORPORAL? 

La cosmética corporal son un conjunto de tratamientos y productos orientados a el cuidado de la piel. Dependiendo de nuestro tipo de piel necesitaremos cuidados especiales como una hidratación extra, exfoliaciones, tratamientos reductores, anti acné, anticelulíticos, etc. El objetivo último de la cosmética del cuerpo es mantener una piel sana que contribuya al bienestar general de la persona.

Mientras que en un inicio la cosmética corporal nació como una forma de eliminar o disimular los distintos defectos físicos de la piel o de nuestro cuerpo, en la actualidad la preocupación por llevar una vida sana ha ganado peso y la cosmética corporal forma parte de la rutina de mantenimiento de muchas personas sanas. No importa la edad, siempre es importante cuidar la piel y la salud.

 

COSMÉTICA DEL CUERPO Y CREMAS CORPORALES 

Uno de los problemas más comunes es la perdida de firmeza de la piel. Para ello contamos con una serie de tratamientos y cremas corporales como un reafirmante corporal pensados para cada tipo de piel y problema específico. No es lo mismo una piel flácida por una pérdida de peso acentuada en poco tiempo, que una piel que está perdiendo la firmeza por la edad y el descenso de colágeno provocado por el avance de los años.

Además de una buena hidratación y una alimentación saludable que nutra la piel desde dentro, utilizar productos reafirmantes pueden marcar la diferencia entre una piel cuidada  y sana, a otra castigada por el paso del tiempo.

Pasos para cuidar la piel:


1. Limpiar: Este es quizá el paso más importante a la hora de cuidar la piel, ya sea en el rostro como en el cuerpo en general. Productos como la
leche limpiadora de Avene, limpian en profundidad la piel respetando las pieles que sufren de alergias y son muy sensibles. Además es una loción que no necesita aclarado.

 

2. Exfoliar: Al menos una vez a la semana es conveniente exfoliar la piel para limpiarla en profundidad de las impurezas que acumula y que obstruyen los poros. Para la zona del rostro es muy sencillo utilizar las toallitas exfoliantes Easy Peeling de Comodynes, que eliminan las células muertas dejando la piel más lisa y uniforme. Este es sin duda el mejor exfoliante corporal de su categoría.


3. Hidratar: Para hidratar la piel del cuerpo podemos usar una loción hidratante que respete el pH natural como la
loción pH5 de Eucerín, que proporciona una hidratación de 24 horas y activa las defensas naturales de la piel. La crema corporal Eurcerín marca la diferencia entre una piel cuidada y una seca y con mal aspecto. 

 

 

LA CREMA SOLAR ES UN FACTOR CLAVE

 De nada sirven los cuidados a nuestra piel si no tenemos la precaución de protegerla frente al sol y los riesgos de quemadura por la exposición a los rayos UVB/UVA. Actualmente, las cremas solares aportan distintos nutrientes a la piel además de protegerla contra los daños solares. Un ejemplo de ellos es la loción solar Extra Light SPF 50+ de Eucerín, que tiene antioxidantes naturales como el Licocalcón, un ingrediente activo que protege la piel desde las capas más profundas. 

Si por alguna circunstancia sufrimos quemaduras leves por la exposición al sol, el uso de una crema aftersun es un paso obligatorio hacia la recuperación de nuestra piel. No sólo la reparará en profundidad, sino que evitará las molestias de tener la piel quemada, tirante y demasiado sensible. Un buen aftersun es el de marca ISDIN, un veterano en las estanterías de cualquier farmacia y que, además de hidratar y refrescar, contribuye a prolongar el bronceado. O la emulsión reparadora de Avene, que no contiene parabenos, es hipoalergénica y no comedogénica.

Con estos productos y, a
través de unos sencillos pasos, conseguiremos una rutina excelente para el cuidado de nuestra piel. 

« Leer menos
Leer más »