piel grasa

550 .

PROBLEMAS DE LA PIEL GRASA

Al contrario de lo que popularmente se piensa, lavar frecuentemente un rostro que tiene piel grasa no está indicado si queremos solucionar este problema. Irritando la piel con un lavado continuo, utilizando productos grasos, con exceso de alcohol o maquillaje, provocamos que la piel empeore su estado y se taponen más poros.

La piel grasa puede deberse a un factor genético, a la utilización de maquillaje cremoso, productos con base de aceites o una incorrecta higiene. Lo ideal es limpiar la cara 2 veces al día con un limpiador suave (específico para este tipo de pieles), para posteriormente utilizar una mascarilla exfoliante que permita limpiar los poros donde se acumula sebo y suciedad. De esta forma conseguimos evitar el acné y mejoramos sensiblemente el estado de la piel del rostro. Además de esta rutina, otro de los errores más comunes y, a la vez más fáciles de evitar, es el de tocarse la cara con las manos; ya que aunque las tengamos limpias la transmisión de grasa es instantánea.

 

TRATAMIENTOS PARA PIEL GRASA

Los remedios para combatir la piel grasa más conocidos son el uso de mascarillas exfoliantes, emulsiones matificantes o la utilización de productos de última generación como Bioderma Sébium, un gel pensado para controlar la secreción de grasa, restaurar el equilibrio del rostro y favorecer el aspecto saludable de la piel.

A la hora de elegir una mascarilla exfoliante es importante que nos fijemos bien en su composición, porque la piel grasa necesita la utilización de productos con una base que no deje residuos, normalmente acercándose a las fórmulas con base acuosa. Este tipo de mascarillas suelen tener una acción purificante y ayudan a regular la secreción de sebo de forma natural. Por último, incorporando a nuestra rutina diaria el uso de una emulsión matificante conseguiremos aguantar el día completo sin tener residuos oleosos en el rostro, ni el brillo tan característico y molesto que tienen las pieles grasas.

« Leer menos
Leer más »