GUÍA DE LACTANCIA MATERNA BOTICANA

Guía de lactancia materna

Es conveniente que al dar el pecho por primera vez, tengas cerca a alguien con experiencia que te indique la posición ideal ya que al principio se cometen errores muy comunes entre las madres primerizas. Pero no te preocupes y sobre todo, no te agobies, a todas nos ha pasado. Nuestra guía de lactancia materna te resume las prácticas principales de la lactancia y algunos trucos para que el proceso te resulte más fácil a ti y más beneficioso a tu bebé.

Guía de lactancia materna:

  1. La leche materna es muy beneficiosa, no sólo por sus propiedades inmunológicas y digestivas para el bebé, sino también para fomentar un vínculo afectivo con tu hijo.
  2. Hay que iniciar la lactancia lo antes posible ya que la primera hora de vida es el momento en el que el recién nacido está más despierto, con más reflejo de succión. Además, estimula la subida de la leche.
  3. Debes estar relajada y dejar que sea el bebé quien se acerque al pecho. Si todavía no succiona el pezón y se limita a oler y lamer manteniendo la cara pegada al pecho, deja que se vaya orientando tranquilamente y sea él quien poco a poco coja el pecho de forma correcta. Cuando coja confianza abrirá la boca de par en par.
  4. Iniciar siempre las tomas empezando por pechos alternos. Si acabaste con el izquierdo, tendrás que empezar la próxima por el derecho y así sucesivamente.
  5. El pezón debe estar a la altura de su labio superior. El niño debe coger con su boca la aureola que rodea al pezón desde abajo de manera que el pezón apunte hacia el paladar y no quede aplastado. Sólo si la aureola es muy grande, podrá verse por arriba, nunca por abajo.
  6. Si tu bebé no responde rózale su nariz con el pezón, verás como eleva el cuello y le ayudarás a cogerla.
  7. Se recomienda darle de mamar a demanda. Un recién nacido no tiene horario, pero poco a poco irá cogiendo el hábito del tiempo. Hay niños muy tranquilos que duermen profundamente y no piden comer. En estos casos se recomienda despertales cada 3-4 horas para ofrecerles el pecho al menos las primeras semanas de vida.
  8. La duración de las tomas es variable y cada bebé es un mundo. Deja que sea él quien decida cuándo terminar sus tomas. Sin embargo, la concentración de la grasa es más alta al final de la toma; llegando a este punto conseguirás que el bebé quede más saciado y tarde más en pedir la siguiente toma.
  9. La postura convencional es aquella en la que la barriga de la madre y la del niño se tocan. El contacto del bebé con tu piel va a ser muy intenso durante el amamantamiento, piensa que es a través de su piel como el recién nacido toma contacto con el exterior.
  10. Relaciónate con tu bebé hablándole sin prisas y con mucho cariño. Tu hijo se sentirá querido y satisfecho.
  11. Si en mitad de la toma se queda dormido despiértale con unas suaves cosquillas en la planta del pié. Se despertará rápido de su dulce sueño y seguirá con la toma.

¿Tienes dudas? No dudes en preguntarnos dejando tu comentario en este post para que podamos contestarte. Queremos que este proceso sea lo más beneficioso posible para ti y para tu bebé. Estamos a tu disposición.

Equipo Boticana, salud y belleza sana.

Ana

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Granada, actualmente ejerzo como farmaceutica en una oficina de farmacia con número de colegiado 2131.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>