¿Qué debemos hacer para no comer demasiado en Navidad?

Estamos en plena Navidad y esto como ya sabemos y estamos viendo una vez más este año conlleva: reuniones familiares coronadas con comida, copas y tapas con los amigos, la comida de Navidad del trabajo…Y claro, eso acaba pasándonos factura cuando terminan las fiestas. O incluso durante. La primera recomendación que te damos es tomar algún tipo de nuestros productos para controlar tu peso durante estas fechas.

Al comer más cantidad de la que nuestro cuerpo necesita y está acostumbrado no sólo se nota en esos pantalones que ya no entran tan fácilmente, sino en nuestro organismo en general. Comer en exceso nos puede ocasionar una indigestión, hinchazón abdominal, gases y en general, malestar estomacal.

La forma más efectiva de evitar estos “síntomas” de comer en exceso es evitarlo, es decir, ser conscientes de que no debemos emocionarnos demasiado con la comida e intentar ingerir una cantidad de alimentos normal, teniendo en cuenta que el desayuno sigue siendo una comida importante y la cena donde debemos tener más cuidado.

shutterstock_331940141

Lo aconsejable es desayunar fruta, una infusión (esto también nos ayuda a hacer la digestión de lo que comimos el día anterior) y lácteos. A la hora de la comida lo ideal es tomar un primer y segundo plato y un postre, donde podemos disfrutar de los típicos dulces navideños, siempre siguiendo una dieta variada donde no nos olvidemos de las verduras. Para terminar el día, una cena ligera que no contenga hidratos de carbono.

Otro truco, si eres de los que no se sacian rápidamente, es acostumbrarse a comer lentamente. De esta forma, la sensación de hambre se regula debido a que el centro de apetito se estimula, es decir, las estructuras de nuestro cerebro que regulan el deseo de comer, y aparece el apetito, que al llegar al centro de saciedad, se detiene, haciendo que la persona deje de comer.