Qué son las bolas pélvicas, beneficios y cómo utilizarlas

tipos-de-bolas-pélvicas-ejercicios-kegel-lessel

El suelo pélvico lo forman un grupo de músculos y tendones que cierran la cavidad del abdomen por su parte inferior y que sujetan y mantienen en su posición natural a la vejiga de la orina, el útero, la vagina y el recto.

Las disfunciones o debilidades de la musculatura del suelo pélvico ocasionan una mala posición de los órganos que sostiene que puede derivar en problemas de incontinencia urinaria, prolapsos vaginales, disfunciones intestinales o disfunciones sexuales como el vaginismo, la dispareunia que es el dolor vaginal que durante el acto sexual, la disminución en la intensidad de los orgasmos o su ausencia.

Existen varias causas y factores de riesgo que van debilitando la tonificación de esta musculatura:

Intimina Ejercitador Kegel Laselle 28 Gr.
Compra Intimina Ejercitador Kegel Laselle 28 Gr. en Boticana
  • la edad,
  • el número de partos,
  • el estreñimiento crónico,
  • la obesidad,
  • algunas prácticas deportivas
  • enfermedades respiratorias crónicas

Estas alteraciones afectan a un gran número de mujeres. Se ha estudiado cómo elfortalecimiento de estos músculos conlleva la mejoría de los síntomas y en algunos casos la solución al problema.
Hoy te proponemos la utilización de las bolas pélvicas, que de forma sencilla y casi sin esfuerzo te harán mejorar el tono de tu musculatura del suelo pélvico.

¿Como usar las bolas pélvicas?

Antes de empezar, relájate y tómate tu tiempo.Si estás nerviosa tus músculos se tensarán. Lávate las manos. Ahora, busca la posición que sea más cómoda para ti: sentada en el W.C. con las rodillas bien abiertas, inclinada ligeramente con las rodillas flexionadas y separadas, de pie colocando un pie en el W.C., o tumbada en la cama con las piernas abiertas. La posición es la misma que utilizas para introducir un tampón, busca la postura que te sea más cómoda y con la que te sientas más relajada.

  1. Pon unas gotas de lubricante en el extremo de la bola.
  2. Usa tus dedos para sujetar únicamente la primera bola que vas a introducir y usa la otra mano para abrir los labios mayores. Coloca el extremo de la bola en la apertura de la vagina y dirígela en dirección hacia tu espalda. Si estás lo suficientemente relajada, sentirás como tu vagina se abre y te deja introducir la primera bola.
  3. Recuerda que tu vagina se extiende hacia atrás, en dirección a la base de la columna, no hacia arriba. Respira unas cuantas veces y empuja suavemente la primera bola dentro de la vagina. Si la bola no entra suavemente, entonces haz pequeños movimientos giratorios o laterales mientras la empujas.
  4. Una vez la hayas introducido haz lo mismo con la segunda. Ya será más fácil. Si estás tensa y tus músculos son rígidos, puedes sentir molestias. En este caso no te asustes, para un poco, trata de calmarte, relajarte y espera hasta que las molestias desaparezcan. Date suficiente tiempo.

¿Cómo realizar los ejercicios?
Las bolas están ahora dentro de tu cuerpo, con el cordón colgando libremente fuera. Si están bien colocadas, no deberías sentirlas a no ser que comiences a moverte con lo cual notarás sus vibraciones. En algunos casos estas vibraciones apenas son perceptibles, pero el peso de las bolas y las vibraciones comenzarán a hacer su trabajo.

De esta forma comenzará tu entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico, mejorando tu sexualidad y reduciendo la incidencia de problemas como las pérdidas de orina, facilita el parto y la recuperación, y consiguen alcanzar un mayor placer sexual.

Es conveniente vaciar la vejiga antes de comenzar la rutina. Durante el ejercicio hay que concentrarse en los músculos que rodean a las bolas, no se trata de tensar los abdominales, ni contraer los glúteos.
Hay que comenzar poco a poco, no se debe empezar realizando un gran esfuerzo, hay que mantener las bolas durante un tiempo corto e ir aumentando progresivamente hasta llegar a los 10 segundos. Hay que intentar conseguir un ritmo constante durante todo el ejercicio.
También se puede ir aumentando progresivamente el peso en el caso de que se disponga de unas bolas con esa posibilidad.

Rutina de ejercicio en 4 pasos:

  1. Contraer la musculatura del suelo pélvico para elevar las bolas en la vagina. Mantener los músculos contraídos durante 3 a 10 segundos. Es conveniente respirar profundamente al igual que se respira cuando se ejercita cualquier otro músculo.
  2. Durante la contracción se inspira y en la relajación se espira.
  3. Liberar la contracción y espirar de forma relajada. Las bolas caerán ligeramente.
  4. Relajar el músculo y descansar durante un tiempo hasta recuperarse para volver a repetir el ejercicio comenzando en el punto 1. Es conveniente utilizar la menos el mismo tiempo que en el paso 2.

Esta rutina de 4 pasos se repite 10 veces y el ejercicio puede realizarse 3 veces al día en función de las capacidades de cada una.

¿Cómo sé si lo hago bien?

Se puede comprobar que el ejercicio se está realizando correctamente introduciendo un dedo en la vagina con un poco de lubricante y comprobando que las bolas suben durante la contracción y bajan en el momento de la relajación.

¿Qué tipo de bolas utilizar?

Es imprescindible utilizar unas bolas de calidad con materiales hipoalergénicos como la silicona, y utilizar el peso adecuado. En tu farmacia puedes encontrar gran cantidad de ellas.

Aquí en Boticana te recomendamos las Intimina Ejercitador Kegel Laselle de diferentes gramajes y, además, te lo enviamos a casa.

El ejercicio que detallamos puede que no sea adecuado para determinados casos individuales.

Estos ejercicios deben realizarse bajo consulta médica en caso de embarazo o recuperación de cualquier tipo de lesión o cirugía genito-urinaria o del suelo pélvico.

javierLicenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada. Especialista en Obstetricia y Ginecología con número de colegiado 282867724.

Actualmente médico adjunto del Hospital Universitario Madrid Monteprincipe.

Dedico me actividad profesional al cuidado integral de la mujer en todos sus aspectos y etapas de la vida, con especial seguimiento del embarazo normal y de alto riesgo, favoreciendo el parto natural o de baja intervención.

Ana

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Granada, actualmente ejerzo como farmaceutica en una oficina de farmacia con número de colegiado 2131.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>