cremas y vendas para quemaduras

Las vendas para quemaduras

Ante cualquier consideración sobre el tratamiento de quemaduras, debemos acudir al médico, particularmente si se tratan de lesiones consideradas mayores. Sin embargo, muchas quemaduras menores, incluso de segundo grado, pueden ser curadas en casa. Para su tratamiento se recomienda utilizar cremas y vendas especiales para quemaduras.

Tipos de quemaduras

Las quemaduras pueden ser de primer, segundo o tercer grado. Las menos severas son las de primer grado, que afectan únicamente la capa externa de la piel. Aunque no están desprovistas de dolor, provocan enrojecimiento e hinchazón. Las quemaduras de segundo grado afectan tanto la externa como la capa subyacente de la piel. Mientras que las de tercer grado afectan las capas profundas.

Tratamiento

Como expusimos al principio, el tratamiento a aplicar en caso de quemaduras, particularmente si son de tipo mayor, debe contar con un diagnóstico médico y la más estricta vigilancia. Así logramos sanarnos y evitar complicaciones. Una quemadura que supere el 10 por ciento de la piel, pudiera requerir un tratamiento especial en un centro de quemaduras.

Vendas especiales para quemaduras

Las vendas mantienen la quemadura fuera del contacto con el aire, reducen el dolor y protegen la piel ampollada. Para aquellas quemaduras que pueden tratarse en el hogar, el tratamiento se centra en sanar la lesión y evitar complicaciones. Entre ellas,  las infecciones, y es allí donde el vendaje pasa a jugar un rol crucial.

Una de las recomendaciones generales para una quemadura menor, en primer lugar, es enjuagar la zona lesionada con agua fría hasta que cese el dolor. Esto no ocurrirá antes de los 15 minutos, ya que es necesario bajar la temperatura de la piel. Por ello,  es recomendado aplicar compresas frías, pero nunca aplicar hielo o agua helada, ya que podrían dañar los tejidos.

En segundo lugar, procedemos a limpiar la quemadura, teniendo cuidado de no romper las ampollas y utilizar siempre agua limpia. Nunca aplicar aerosoles o mantequilla y secar la zona con suaves toques de una tela limpia o gasa.

Finalmente, aplicaremos una venda especial para quemaduras sólo si hay posibilidad de que la piel quemada se ensucie o irrite con el roce de la tela. También se aplica si las ampollas se han abierto y existe riesgo de infección. Se recomienda utilizar un vendaje antiadherente y nunca aplicar cinta adhesivo alrededor de mano, brazo o pierna, porque puede provocar hinchazón.

Entre los muchos tipos de vendajes existentes, podemos preguntarnos cómo se llaman las vendas para quemaduras. Una muy utilizada es la malla para quemaduras.  Es particularmente efectiva para vencer la infección y ayudar a que el área lesionada se mantenga húmeda, para así facilitar su pronta curación.

Recientes desarrollos científicos incluyen un vendaje médico que “se ilumina” cuando la quemadura está desarrollando una infección. Esto ocurre mediante nano cápsulas que contienen un tinte que se activa en presencia de bacterias infecciosas. Aunque sólo se ha aplicado en muestras de laboratorio, la Comunidad Médica está de acuerdo en que este avance puede llegar a salvar vidas.

« Leer menos
Leer más »