tratamiento para quemaduras

Tratar las quemaduras al instante

En términos médicos, las quemaduras se categorizan en función de su profundidad y de su tamaño. Las quemaduras domésticas que solemos sufrir en casa se caracterizan por el enrojecimiento de la piel en el exterior, y en algunos casos por la aparición de pequeñas ampollas. Por otro lado, podemos encontrar las quemaduras producidas por el sol, que también se catalogarían de quemaduras de primer grado, pero que se encuentran en otra clasificación a la hora de poder aplicar las conocidas pomadas para quemaduras.

¿Cómo curar una quemadura?

  1. Cuando nos quemamos con una sartén, con la plancha o bien con algún líquido caliente, lo que debemos hacer de manera inmediata es aliviar la piel con agua fría para de esta manera bajar la temperatura de la zona afectada. Puedes optar por dejar correr el agua, o bien aplicar en la zona una toalla remojada en agua fría.
  2. Tras esto, puedes valorar la zona quemada y si se trata de una quemadura de primer grado o de tipo doméstico podremos efectuar un tratamiento para quemadura por nosotros mismos.
  3. Aplicarnos un poco de pomada para quemaduras es una de las opciones más recomendables, porque con una dosis generosa podemos aliviar la zona y además ayudar a nuestra piel a regenerarse con más rapidez.
  4. Tras esto podemos cubrirnos la zona con una gasa protectora y fijarla con una cinta adhesiva. Debemos tener en cuenta que la gasa hará de barrera protectora pero también conseguiremos que nuestra piel absorba en todo momento la pomada para quemaduras que utilizamos.

¿Qué es bueno para las quemaduras?

Además de la utilización de productos especialmente indicados para quemaduras, estas necesitan un cuidado frecuente para conseguir la recuperación de la zona. Una vez hemos aplicado los primeros cuidados tras quemarnos, debemos tener en cuenta que es necesario lavar diariamente la zona y reaplicar la crema para quemaduras que tengamos, porque de lo contrario podremos hacer que nuestra piel se escame y que las ampollas dejen marcas visibles en nuestra piel.

Además, debemos evitar las cremas o lociones convencionales porque estas en muchos casos contendrán alcohol el cual es muy perjudicial para el tratamiento de las quemaduras. De ahí que las pomadas para quemaduras estén específicamente libres de alcohol.

¿Qué crema es buena para las quemaduras?

Las cremas para las quemaduras que se ponen a nuestra disposición suelen estar especialmente indicadas para poder aliviar el dolor que se provoca en la piel y para conseguir que nuestra piel se regenere. De esta manera, cualquier pomada indicada para estas situaciones será considerada como una buena solución. Por su parte, si queremos aportar un plus de suavidad, podemos optar por aceites naturales, o ingredientes procedentes de la naturaleza, como miel o extractos de flores o aloe vera para conseguir además no tener ninguna marca en el futuro. 

« Leer menos
Leer más »