preocupaciones bebés y mamás

CUIDADOS DE LA PIEL DE BEBÉS Y MAMÁS 

Después de dar a luz hay una serie de cuidados inmediatos que hay que seguir para garantizar que todo transcurre de forma adecuada. Estamos hablando de situaciones como el cuidado de la piel por la costra láctea, el tratamiento de la piel atópica, la aparición de los primeros dientes o la formación de estrías tras el embarazo.

Tras el nacimiento del bebé su piel se encuentra en un estado muy frágil. El cambio al que se ven sometidos los recién nacidos es drástico y se tienen que adaptar en un corto período de tiempo a grandes cambios físicos. Una de las consecuencias más comunes tras el parto y el cambio de alimentación es la aparición de la costra láctea en los recién nacidos, que empiezan a ver como se les forma una especia de costra seboescamosa en la cara y en el cuero cabelludo. Utilizando una crema hidratante y calmante podremos hacer frente a la costra láctea sin mayor importancia que un simple paso en la adaptación del recién nacido a su nuevo entorno y a la nueva alimentación.


En algunos bebés podemos notar como la piel presenta rojeces, eczemas o incluso costras debido a la dermatitis. En este caso es muy importante tratar la zona con una crema hipoalergénica que hidrate la zona, reduzca los síntomas de picor y escozor, y ayude a aliviar las consecuencias de tener una piel hipersensible o intolerante.

Otro de los problemas que surgen durante los primeros meses de vida de un bebé, aparte de los problemas cutáneos, es la aparición de los primeros dientes. Durante este período la encía del niño se endurece y se prepara para poder mantener los dientes. Esta fase es especialmente molesta por lo que, si la aparición de los primeros dientes es muy dolorosa se recomienda usar un bálsamo de primeros dientes para aliviar el dolor.

¿CÓMO EVITAR LAS ESTRÍAS? 

Por definición las estrías son atrofias cutáneas que se transparentan a través de la piel y tienen color blanco o morado. Normalmente se localizan en las caderas, el vientre, muslos, glúteos o senos, y generalmente se forman por pérdidas de peso acusadas en poco tiempo o por un embarazo.

La mejor forma de prevenir las estrías es aumentar la elasticidad de la piel. Para ello deberemos aplicar una serie de tratamientos reafirmantes en la zona que queremos tratar, estimulando la circulación cutánea y mejorando el tono de la piel. Aplicar en la zona una crema antiestrías multiplica el efecto de una simple crema hidratante y, junto la actividad física, es una de las mejores formas de mantener la piel firme.
 

Otro de los factores claves a la hora de prevenir la aparición de las estrías es la alimentación. Una correcta alimentación, con un aporte nutricional equilibrado, ayuda a que la piel reciba todos los elementos necesarios para mantener un aspecto saludable. Y dentro de la alimentación no hay que olvidarse del agua, porque la mejor forma de mantener la piel hidratada es desde el interior, bebiendo la cantidad de agua necesaria día a día y evitando alimentos o bebidas que causen sequedad en la piel, como son bebidas con cafeína, refrescos carbonatados o comida envasada por su alto contenido en sodio. 

Si realizamos ejercicio para tonificar los músculos y mantener la piel firme, tenemos una buena alimentación y bebemos agua, tan sólo nos queda el uso de una crema reafirmante. Las cremas antiestrías mejoran la elasticidad de la piel y crean una capa natural en a superficie de la piel que la protege frente a agresiones externas como el frío, viento, la sequedad o la exposición solar.

« Leer menos
Leer más »
por página