bloqueadores de grasas

550 .

Inhibidores de absorción de grasas

En la actualidad, encontramos diferentes productos para favorecer el proceso de pérdida de peso de las dietas. Los bloqueadores de grasas se han popularizado por su acción como inhibidores de absorción de grasas. Este tipo de tratamientos a través de los bloqueadores de grasas se suelen acompañar de una nutrición adecuada y de la práctica de ejercicio continuada. Una solución que puede ayudarte a cumplir tus objetivos de bajada de peso de manera rápida y segura.

¿Qué es un bloqueador de grasa?

Los bloqueadores de grasa o de carbohidratos son concentrados de ingredientes que tienen por objetivo propiciar la pérdida de peso de la persona. De esta manera, a través del aporte de determinadas fibras se consigue evitar que, durante la ingesta de algunos alimentos, estas grasas se adhieran al tejido adiposo. Debemos subrayar que estos bloqueadores de grasa actúan directamente sobre los alimentos que se han tomado, diluyendo su composición de azúcares y grasas y evitando su acumulación en las zonas más propensas de nuestro cuerpo.

Por su parte, los bloqueadores de grasa, también actúan como supresores del apetito. Esto se debe a que la fibra que está presente en estos compuestos, nos da sensación de saciedad y por tanto se reduce el hambre de la persona, porque se tiene la impresión de que se está lleno. Una solución cuando no nos sentimos llenos, pero también la posibilidad de evitar ganar peso.

Generalmente los bloqueadores de grasa se presentan en forma de cápsulas en el mercado. En este sentido, son muy populares las pastillas bloqueadoras de grasa de diferentes marcas, como podría ser Aquilea o Chitosan. Además, dentro de la amplia gama de productos, encontramos tanto de origen natural y bio, como posibles inhibidores de absorción de grasas de tipo médico.

¿Cómo usar los bloqueadores de grasa?

Los inhibidores de grasa se pueden utilizar como complemento en las dietas, pero se debe tener claro que el hecho de estar tomando bloqueadores de grasas no nos lleva a poder comer cualquier tipo de alimento cuando nos apetezca. Los alimentos ricos en grasas seguirán afectando a nuestro organismo ya que los inhibidores de grasas solo diluyen una parte de estas comidas ricas en calorías y azúcares.

Además, los expertos indican que los inhibidores de grasas no se deben tomar en todo momento y con cada comida. Esto se debe a que nuestro cuerpo se puede acostumbrar a su presencia y propiciar que los inhibidores no solo se encarguen de diluir la grasa, sino otro tipo de nutrientes que sí pueden ser necesarios en nuestros procesos digestivos. En otras palabras, se deben utilizar los bloqueadores de grasa con cierta moderación.

Los bloqueadores de grasas son ideales para momentos puntuales durante las dietas, como serían las fiestas de navidad, comidas familiares o cumpleaños. Momentos concretos en los que sabemos que se producirá una ingesta mayor de grasas, azúcares y calorías. 

« Leer menos
Leer más »