Suplementación natural en el deporte

La preocupación de la sociedad actual por los hábitos de vida saludables y por el cuidado del cuerpo ha motivado progresos significativos en las ciencias de la salud, donde la utilización de nutrientes naturales destinados a prevenir o tratar trastornos o enfermedades, favorecer la pérdida de grasa corporal y optimizar el rendimiento físico y mental, ha sido una de las áreas que más ha evolucionado en los últimos años.

Al mismo tiempo, el doping o la inadecuada aplicación de fármacos en deportistas de diferentes niveles de rendimiento ha creado grandes dudas acerca de estas sustancias y nutrientes, así como de su efecto sobre la salud. Por esto, es de suma importancia determinar el alcance y las aplicaciones reales de los nutrientes comúnmente denominados suplementos naturales para optimizar la salud y el rendimiento físico y mental, partiendo siempre de evidencias científicas.

Funciones específicas de los suplementos

Los suplementos naturales son sustancias que favorecen un óptimo desarrollo de los proceso de producción de energía, protegen la masa muscular, ahorran sustratos energéticos, modifican la respuesta hormonal y cumplen funciones esenciales del metabolismo, de modo que su falta puede afectar el rendimiento.

¿Qué són los radicales libres?

Los radicales libres son moléculas extremadamente inestables y muy reactivas que tienden a desestabilizar otras moléculas más estables que forman parte de células o estructuras corporales. Las dos vías más importantes que conducen a la formación de radicales libres en el organismo son:

  • las reacciones desencadenadas en el metabolismo de toxinas, drogas, alcohol, y exposición a elementos reactivos como la radiación solar.
  • las reacciones derivadas de la producción de energía dentro de las células musculares.

El organismo dispone de sistemas de protección muy eficientes contra la acción de los radicales libres y el daño en situaciones normales es muy limitado. No obstante, en situaciones especiales de estrés físico o psíquico, se producen demasiados radicales libres debido al estrés metabólico que sufre el organismo. Este exceso puede, incluso, inducir al deterioro irreversible de las estructuras orgánicas, acelerando el envejecimiento o la disminución de las funciones vitales.

Importancia de los antioxidantes

Se denominan antioxidantes a ciertos nutrientes presentes en bajas concentraciones que permiten al organismo defenderse de los daños celulares causados por los radicales libres.

A medida que la actividad física se incrementa, los mecanismos antioxidantes serán más solicitados y aunque éstos han demostrado capacidad de adaptación en ejercicios de baja y moderada intensidad, para entrenamientos intensivos o competición, la adaptación de estos sistemas a las necesidades del organismo se ve muy disminuido.

Además de las enzimas propias del organismo, los antioxidantes por excelencia son las vitaminas y minerales contenidos en los alimentos. Sin embargo, una dieta rica en verduras y frutas no es siempre suficiente, ya que la demanda de vitaminas y minerales es mayor al realizar ejercicio intensivo y es necesario suplementarse con complementos.

Entre los más destacados citamos aquí los siguientes antioxidantes:

  • Cobre, zinc y manganeso intervienen en la producción de una amplia variedad de enzimas responsables de la síntesis de colágeno, indispensable para que los huesos, tendones, tejido conectivo y el sistema vascular se desarrollen en perfecto estado. El ejercicio se produce gran desgaste de colágeno, pudiendo afectar a meniscos y discos intervertebrales principalmente, produciendo dolor de rodillas, de cintura, hernias de disco o ciática.
  • El antioxidante por excelencia es la vitamina E y tiene importantes funciones en el deporte:

-aumenta la capacidad torácica y el consumo de oxígeno

-reduce las necesidades de oxígeno de músculos y órganos

-alivia el dolor, la hinchazón y la rigidez de articulaciones

-aumenta el poder y la actividad de los músculos (disminuye la fatiga)

-protege contra lesiones y agujetas en entrenamientos intensos

  • La vitamina C, uno de los antioxidantes más importantes conocido:

-Durante el ejercicio se produce una disminución de los niveles de vitamina C, por lo que se hace necesario la administración de suplementos de esta vitamina.

-Es fundamental en la síntesis de colágeno y en la formación y mantenimiento de todos los tejidos en que éste se halla implicado: cartílagos, ligamentos, paredes de vasos sanguíneos (sobre todo capilares), huesos, dientes, etc..

-Mejora la resistencia física, el trabajo aeróbico, el rendimiento físico y psíquico, por lo que permite prolongar el ejercicio y aumentar la quema de grasas.

-Aumenta los niveles de adrenalina durante el ejercicio, con lo que aumenta el metabolismo basal.

-Favorece el uso de ácidos grasos como fuente de energía, ahorrando glucógeno. Esto prolonga la resistencia en el entrenamiento y acelera la pérdida de grasa corporal.

- Antes de la competición, mejora directamente el metabolismo del oxígeno

-Favorece la regeneración y mantenimiento de vitamina E, con la que forma un complejo sinérgico que ayuda a mantener las concentraciones adecuadas de enzimas antioxidantes.

-los niveles bajos de vitamina C contribuyen a convertir la testosterona (necesaria para el aumento de la masa muscular durante el ejercicio y evitar su pérdida) en estrógenos.

Los complementos convitamina C y E, cobre, zinc, selenio y manganeso han demostrado ser los más eficaces para evitar deterioros en la acción de los antioxidantes

En deportistas de fuerza y atletas de resistencia aeróbica suplementados con antioxidantes, especialmente con vitaminas C y e, el daño muscular se reduce cerca de un 25% y se aceleran significativamente los procesos de recuperación.

Otras vitaminas y minerales imprescindibles

  • La vitamina B1 o tiamina, permite que los hidratos de carbono se metabolicen en nuestro cuerpo y puedan utilizarse como fuente de energía. Por tanto, la carencia grave de esta vitamina favorece el uso de proteínas (componente principal del músculo) con finalidad energética y puede generar atrofia muscular.
  • La vitamina B6 o piridoxina, es la vitamina hidrosoluble del grupo B más importante para el deportista ya que interviene en el metabolismo de las proteínas y de los carbohidratos; aumenta la formación de glucógeno disminuyendo la fatiga y por tanto aumenta la resistencia.
  • El magnesio, fundamental para el deportista: desempeña, junto con el calcio, un rol importante en la relajación y la contracción muscular. Un déficit de magnesio originaría una excitación nerviosa y muscular excesiva (calambres, mialgias..), latidos cardiacos irregulares, reducción de la presión sanguínea, debilidad. El esfuerzo genera una pérdida de magnesio que conduce a una reducción de las capacidades de resistencia y de adaptación al esfuerzo.

Ana

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Granada, actualmente ejerzo como farmaceutica en una oficina de farmacia con número de colegiado 2131.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>