¿El estrés me engorda?

¿Te has  preguntado  alguna vez si el estrés es la causa de tu  aumento de peso?  La respuesta puede estar  en este post!!

Situaciones como el miedo a ser despedidos, no llegar a fin de mes, las múltiples tareas en el hogar, sobrecarga familiar… nos provocan tener niveles de cortisol continuamente elevados.

El cortisol, también llamada hormona del estrés, es la encargada de velar por nuestra supervivencia en situaciones de peligro,  permitiendo que nuestro cuerpo obtenga energía rápidamente para enfrentarnos al problema. Al mismo tiempo otras funciones corporales como la renovación de los tejidos, sistema defensivo, metabolismo óseo,..se paralizan. Cuando la situación de estrés es puntual, una vez que se ha superado la alarma, los niveles hormonales y los mecanismos fisiológicos vuelven a la normalidad. Pero ¿Qué ocurre si el estrés se prolonga? Cuando el estrés es crónico alimentado día a día por las situaciones de incertidumbre e inestabilidad económica en la que vivimos actualmente,  los niveles de cortisol se mantienen continuamente elevados.

Los primeros síntomas son irritabilidad, ganas de llorar,  falta en el control del apetito, calambres musculares, alteraciones digestivas… entre otros.  Estos síntomas son cada vez más comunes en la población  ¿qué puedes hacer para evitarlo?

-Llevar una alimentación sana y equilibrada incluyendo alimentos ricos enmagnesio y  triptófano: te ayudara a aumentar tu estado de bienestar y controlar tu ansiedad producida por el estrés.  Se puede tomar en forma de complemento alimenticio e incluir en tu dieta alimentos como cereales integrales, alimentos de origen animal pollo, huevos, leche, frutas como el plátano, piña, aguacate, semillas de sésamo y de calabaza.

-Aumentar el consumo de fibra, tendrás más sensación de saciedad. Una merienda

saludable y saciante evitará que picotees. Ej: tazón de fresas con yogur desnatado y 1

cucharada de copos de avena.

-Importante beber agua durante el día sobre todo después de la ingesta de alimentos ricos en fibra. Se recomienda beber  1,5 Litro de agua diarios. Si te cuesta beber esta cantidad de agua puedes ayudarte con la toma de infusiones

-Evitar el consumo de bebidas excitantes (café, alcohol, cola)

-Sustituir los edulcorantes por azúcar morena

-Practicar deporte o realizar actividades al aire libre

-Desvía  tu atención hacia otra actividad. Por ejemplo estas en la cocina y te da ganas de tomar un dulce; para evitar esta tentación debes de cambiar la tarea que estabas realizando y el lugar (ir al cuarto de baño y lavarte los dientes por ejemplo). Ponlo en práctica, te será muy útil!

Por Irene Monteagudo.

Ana

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Granada, actualmente ejerzo como farmaceutica en una oficina de farmacia con número de colegiado 2131.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>