Menos bolsillo y mas barriga… definitivamente la crisis engorda

Si todavía no teníamos suficiente, el agravamiento de la obesidad es otra de las consecuencias de la odiosa crisis

¿Cómo puede afectar a nuestro peso?

Desafortunadamente es más barato comerse un bollo que una fruta y una hamburguesa con patatas fritas que una ensalada, éstos son sólo dos ejemplos pero hay muchos alimentos saludables que no echamos al carrito de la compra porque superan el “presupuesto”.

La crisisLa economía familiar afecta directamente en la alimentación: aumenta  el consumo de hidratos de carbono refinados: pan, arroz, pasta; bollería; patata; alimentos precocinados y rebozados; aceites de baja calidad en retraimiento de otros alimentos frescos como son frutas, verduras y  pescado.

Pero, ¿se puede comer sano y  a la vez barato? Claro que sí, pero no siempre es fácil. Pon en marcha estos consejos y mejorarás tu alimentación y la de tu familia.

Hay combinaciones de alimentos que mejoran la absorción de los nutrientes. Por ejemplo las legumbres combinadas con arroz o pasta. En vez de utilizar en los guisos grasas (chorizo, morcilla) utiliza trozos de jamón serrano que se quedan duros en el frigo. Las legumbres son baratas y saludables tómalas 2 veces a la semana.

Come pescadoCompra pescados más baratos pero intenta comerlos al menos dos veces por semana preferentemente en sopas o a la plancha. Si los compras congelados te saldrán mejor de precio pero no descartes los frescos. Primero échale un vistazo a la pescadería,  puedes encontrarte algunas gangas ese día. Acompaña el pescado con patata cocida, zanahoria o alguna verdura.

Las verduras de temporada pueden ser siempre unas buenas amigas de tortillas, guarniciones, sopas, guisos. Para ahorrarte un dinero compara el precio entre establecimientos, compra las verduras que estén en oferta y en temporada. Puedes comprar más cantidad y congelarlas tu misma, así tendrás disponibilidad de esa verdura más adelante y no se te estropeará en el frigorífico.

En la carne por ejemplo, compra las piezas enteras aunque luego tengas más trabajo en casa. Si compramos la pechuga en filetes, el muslo deshuesado, los pinchitos aliñados…siempre vas a gastar más. Te aconsejo que compres el pollo entero y lo arregles en casa así podrás utilizar la carne en más comidas

Utiliza las sobras  como ingredientes de otros platos para otros días o simplemente congélalo , no lo tires. Un poco de carne puedes utilizarla para un ensalada; un resto de setas para un arroz, para una tortilla, etc…

Haz más comidas y postres en casa serán más saludables y menos costosos te lo aseguro. El bizcocho casero como sustituto de la bollería puede ser el desayuno de algunos días alternándolo con las tostadas.

Come fruta, come sanoY para terminar no se puede olvidar la fruta, al menos hay que comer dos piezas al día. Aplica la misma técnica que la verdura cómprala de temporada y no te olvides de comparar precios en distintos establecimientos.

Como nutricionista, llevo mi profesión hasta al supermercado porque sin querer siempre me fijo en el carrito de otras personas … espero que tu carrito a partir de mañana sea un poco más saludable!!

Hasta pronto…

Irene Monteagudo. Dietista-Nutricionista

Ana

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Granada, actualmente ejerzo como farmaceutica en una oficina de farmacia con número de colegiado 2131.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>