Untitled

Aunque en Navidad son muy frecuentes las comidas y cenas copiosas, por no hablar del exceso del dulce, la versión sana de estas fiestas también es posible. Si en lugar de optar por los atracones navideños y su posterior régimen nos inclinamos por poner en nuestras mesas menús sanos, nuestra salud nos lo agradecerá. Basta con prestar atención a lo que comemos, sobre todo en estas fechas. Hacer una comida ligera si sabemos que la cena va a ser abundante, tomar alimentos ricos en fibra, controlar la cantidad de grasas que ingerimos o no empezar a comer con demasiado apetito para evitar atracones, son algunas recomendaciones para conseguir que nuestra salud no se resienta después de las Navidades.

 Cuidarse es fácil con el menú adecuado

 Con este objetivo, Nutrición Center pone a nuestro alcance una serie de menús encaminados a que se disfrute comiendo en Navidades al tiempo que se cuida la salud. Dichos menús se pueden encontrar en su página web (www.nutricioncenter.es), acompañados de las recetas de cada plato y su precio medio, para que nuestro bolsillo tampoco se vea afectado por los excesos navideños.

Si además de cocinar menús saludables queremos cuidarnos algo más, existen complementos alimenticios con propiedades para absorber las grasas e hidratos de carbono procedente de los alimentos que tomamos, bloqueando su asimilación, por lo que nos ayudan a compensar los excesos navideños.

 Consejos para mantener una dieta equilibrada en Navidad

  1. Evitar grasas procedentes de la carne, sustituyéndolas por pescado, preferentemente asado al horno o a la plancha.
  2. Tomar frutas y verduras (sin prescindir de la piel), alimentos integrales ylegumbres, todos ellos alimentos con alto contenido en fibra, que ayuda a no absorber parte de la grasa y el colesterol que se consume en la comida.
  3. Se recomienda no empezar a comer con demasiado apetito, para evitar atracones. Para conseguirlo, lo ideal es hacer comidas intermedias, como la media mañana y la merienda.
  4. Así mismo, una vez que empezamos a comer lo recomendable es no saciarse completamente (aunque tampoco debemos quedarnos con hambre).
  5. Normalmente, en las comidas de Navidad el menú es extenso. Es preferible servirse una pequeña cantidad de cada plato. Al final, la suma de cada uno supone una buena cantidad de comida, más que suficiente para saciarnos.
  6. Limitar el consumo de alcohol.
  7. Ayudarse de infusiones digestivas y depurativas para favorecer la digestión.
  8. Es recomendable compensar las comidas abundantes con comidas muy ligeras. Por ejemplo, si el almuerzo es copioso, la cena debe ser más reducida de lo normal.
  9. No intentar acabar las sobras y seguir comiendo cuando ya estamos llenos. Habrá días suficientes para acabarlas.
  10. Procurar mantener una actividad física mínima, como caminar media hora cada día.

 

Nuestra experta Irene

Ana

Licenciada en Farmacia por la Universidad de Granada, actualmente ejerzo como farmaceutica en una oficina de farmacia con número de colegiado 2131.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>