shutterstock_330361076

¿Cómo podemos controlar el ácido úrico?

Es una tarea muy importante mantener nuestro cuerpo saludable, intentar comer bien y hacer ejercicio para llevar un estilo de vida saludable que influya positivamente en nuestro cuerpo. Sin embargo hay ocasiones en las que nos empieza a doler algo, sin motivo aparente, y no sabemos de dónde viene este dolor o por qué se ocasiona.

Muchas veces ocurre esto cuando tenemos los niveles de ácido úrico altos en nuestra sangre, empezamos a sentir un dolor agudo e insoportable en las articulaciones y no sabemos cuál es el motivo. Pues bien, el ácido úrico es un desecho que produce nuestro cuerpo, en las células, o bien entra en nuestro cuerpo a través de ciertos alimentos. Cuando tenemos ácido úrico alto en nuestra sangre, poco a poco se acumula en nuestras articulaciones en forma de pequeños cristales, a este proceso se le llama comúnmente gota, y es la que hace que nos duelan las articulaciones sin un motivo aparente.

shutterstock_224737165

Lo primordial cuando tenemos los niveles de ácido úrico altos es eliminar de nuestra dieta algunos alimentos que producen en nuestro organismo residuos innecesarios. Empezando por las carnes rojas, como el cordero, las sopas o consomés hechos con este tipo de carnes. También algunos pescados como las anchoas o las sardinas, son alimentos que pueden potenciar el ácido úrico.  

Por otro lado, el tomate y las espinacas también son alimento malos para el ácido úrico, así como las bebidas estimulantes como el té o los refrescos con gas. Sin embargo, los alimentos que más producen ácido úrico son los mariscos y las bebidas alcohólicas, sobre todo la cerveza y el vino. Hay que descartar estos alimentos de nuestra dieta para evitar tener la gota en nuestras articulaciones.

Por otra parte, hay ciertos tipos de alimentos que nos sirven para reducir la cantidad de ácido úrico, si es que ya tenemos esas molestias en las articulaciones. En su mayoría suelen ser verduras y hortalizas, tales como la alcachofa, la cebolla, la calabaza, el apio y la zanahoria, así como el zumo de manzana y el tradicional remedio de miel y limón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>